ABC El turismo fija el 15 de junio como fecha límite para reactivar el sector

Staff

Soporte administrativo
Staff
Moderador
Noderador
Noder
14 Dic 2018
4.513
599
playa-canarias-k2aB--620x349@abc.jpg
El turismo alza la voz y pide al Gobierno garantías para poder reiniciar la actividad cuanto antes. Para ello, la Mesa del Turismo, organización que agrupa a las principales del sector, fija una fecha límite para reabrir: el 15 de junio. Hasta justo ese día la España, por recomendación de la UE, mantiene cerradas las fronteras para visitantes de fuera del espacio Schengen. Además, nuestro país ha interpuesto que todo aquel visitante extranjero que llegue debe pasar una cuarentena de 14 días mientras dure el estado de alarma. Una medida que el sector turístico cree que desincentivará las llegadas futuras de turistas. Otros países, como Alemania, Francia y Reino Unido, están permitiendo la entrada de visitantes de otros países europeos. Dependiendo de la fecha de reapertura, el sector, que representa más del 12% del PIB, perderá entre 96.000 y 124.000 millones de euros, según datos de Exceltur. Por eso, la Mesa del Turismo, en una carta de su presidente, Juan Molas, dirigida al Gobierno y a todas las empresas turísticas, incide en reiniciar la actividad cuanto antes para no perder la temporada de verano, lo cual sería «una completa calamidad». «A mediados de junio el sector turístico español debe tener la posibilidad de activarse, dando las máximas posibilidades a sus ciudadanos para retomar los viajes y a todos los turistas extranjeros de disfrutar nuevamente de sus vacaciones en España, como están acostumbrados a hacerlo», explican. La industria turística se puso hace semanas a trabajar en protocolos de seguridad para garantizar una apertura libre de coronavirus. En total, el sector tiene listos un total de 21 protocolos para cada una de sus ramas. «Con todas las garantías sanitarias estamos en perfectas condiciones de volver a la actividad sin más dilación» afirman. Además, piden al Gobierno una mayor implicación para evitar el cierre de las empresas turísticas y ponen de ejemplo las medidas adoptadas por otros países que también son muy dependientes de esta actividad. Así, Francia ha inyectado 18.000 millones, mientras que Italia ha ofrecido incentivos fiscales a las empresas además de ofrecer un fondo de 5.000 millones de euros en bonos de viajes por el país para sus ciudadanos. La organización también propone seis medidas urgentes para la supervivencia del sector. Estas son la prolongación de los ERTE hasta final de año, una reivisión de las facilidades de los créditos ICO, bajar el IVA del turismo al 7%, suprimir la tasa turística en aquellas ciudades donde están implantadas, restaurar la movilidad con la apertura de fronteras y un plan de comunicación por parte de Turespaña para que los turistas tengan claro que es seguro viajar a España. Estas reclamaciones tienen el apoyo de la patronal de los hosteleros, Hostelería de España, que exige un plan concreto para el turismo. «El Gobierno debe estar a la altura y tomar medidas urgentes para relanzar y apoyar la recuperación del sector turístico, que tanto supone para la vida económica y social del país», han explicado en un comunicado. Distancia social antes que el aforo Para la hostelería, que emplea a 1,7 millones de personas, es vital también revisar las condiciones que el Gobierno puso para la reapertura de bares y restaurantes. En los criterios de las fases de desescalada, Sanidad puso que en la fase 1 solo pueden habilitar las terrazas al 50% de su aforo, mientras que para la fase 2 se puede abrir el interior al 40% de su aforo. Unos porcentajes que estiman insuficientes. Indican además que estas semanas de fase 1 tan solo han abierto el 15% de los bares que podían hacerlo, teniendo una facturación muy baja. La patronal insiste en que debe primar la distancia de seguridad antes que el aforo en las condiciones de apertura. «Fijar el porcentaje de aforo máximo es un error, puesto que el resto de países europeos no lo está haciendo, sino que están marcando la distancia mínima de seguridad, atendiendo a los criterios de la OMS», añaden. La organización pide establecer la distancia de seguridad como medida para la reapertura y rebajar el mínimo de esa distancia a 1 o 1,5 metros, como han hecho otros países como Francia, Bélgica, Austria y Alemania.

Continuar leyendo...
 
Arriba Pie