ABC Factura del parón: 300.000 autónomos cerrarán y un 40% del colectivo duda si seguir

Staff

Soporte administrativo
Staff
Moderador
Noderador
Noder
14 Dic 2018
4.367
402
descarga-kTfC--620x349@abc.jpg
La tragedia se esperaba. La "nueva normalidad" que defiende el presidente del Gobierno se ha tornado ya en una crisis económica de una profundidad aún desconocida. Las primeras víctimas son los pequeños negocios, los autónomos, el colectivo que más está sufriendo por el parón económico. Y esto ya se refleja en los números. Uno de cada diez, en torno a 300.000, tiene previsto cerrar y un 40,5% del colectivo duda si podrá continuar. Las consecuencias: uno de cada tres (33%) disminuirá su plantilla en los próximos meses. Son algunos de los resultados que se extraen de una encuesta realizada por la ATA, la organización que dirige Lorenzo Amor. realizada a 3.077 autónomos entre los días 15 y 16 de mayo, con un nivel de confianza del 95% y un margen de error del 1,8%, teniendo en cuenta la heterogeneidad del colectivo. La encuesta refleja que 6 de cada 10 autónomos (59,9%) ya han vuelto a la actividad tras el parón económico decretado por el Ejecutivo (está incluido el 22,1% que no han parado). Pero casi un 40% aún no ha podido iniciar su actividad. De los autónomos que ya están en activo casi el 60% afirma que su negocio está funcionando al 30%. Únicamente el 5,8% de los autónomos encuestados desde ATA señala que su actividad funciona al 100%. Casi el 17% ha tenido que despedir Las estadísticas ya han anticipado el impacto que está teniendo la pandemia en el mercado de trabajo, una realidad que no se conocerá, sin embargo, hasta que concluyan las políticas intervencionistas del Gobierno y los ERTE decaigan. De momento, la crisis ya ha arrasado con un millón de empleos y fulminado 142.000 negocios, tal y como avanzó ABC. Solo en abril se perdieron casi 42.000 autónomos, la mayor caída en 37 años. La encuesta de ATA refleja que uno de cada dos autónomos con trabajadores a su cargo, concretamente el 52%, afirma haber realizado un ERTE, uno de cada cuatro, el 25%, dice que mantiene el 100% de la plantilla y un 16,6% que se ha visto obligado a despedir y reducir la plantilla. El 70% no podrá mantener la plantilla De ese 52% de autónomos que afirma haber realizado un ERTE, a día de hoy solo el 7,4% ha podido incorporar a toda su plantilla, porcentaje similar a los que apuntan que ya han incorporado a algún trabajador pero no a todos. Un 8,3% a pesar de que aún tiene a los trabajadores en ERTE, asegura que en los próximos días irá dando de alta a trabajadores e irá aumentando la plantilla. Por el contrario, cuatro de cada diez autónomos empleadores (el 39,3%) tienen a todos sus trabajadores aún en ERTE y un 32,7% que señala que no solo no les ha dado de alta sino que tiene serias dudas de poder económicamente dar de alta a algún trabajador. Más de 70% asegura que no podrá mantener seis meses la plantilla. Y para preservar el empleo, el 59% de los autónomos encuestados considera necesario poder prolongar los ERTE más allá del 30 de junio. El 70% de los encuestados pide ampliarlo hasta después del verano para algunos sectores que no van a poder recuperar la normalidad a corto-medio plazo. ATA también ha preguntado a los autónomos sobre cuál de las medidas puestas en marcha por el Gobierno se han podido beneficiar y así intentar paliar la situación de fuerte descenso de la actividad. Uno de cada cuatro, el 25%, señala no haber accedido a ninguna de las ayudas que ha puesto en marcha el Estado. El 45,6% afirma haberse beneficiado de la prestación extraordinaria por cese de actividad y el 25% del aplazamiento de pagos de la Agencia Tributaria. Uno de cada tres ha pedido financiación al ICO, aunque por ahora, sólo se le ha concedido a la mitad. El 69,2% suspende las medidas La valoración de las medidas puestas en marcha por el colectivo es muy negativa. Los autónomos suspenden las de todas las administraciones públicas. Así, el 69,2% de los autónomos reprueba las del Gobierno central, el 69,7% suspenden las medidas autonómicas y un 75,5% de los autónomos encuestados, es decir, tres de cada cuatro, no dan el aprobado a las que han puesto en marcha los entes municipales. El colectivo, pulmón del empleo en España, lleva pidiendo sin éxito desde que comenzó la crisis una suspensión de los impuestos, como han hecho en 22 países. En una valoración de 0 a 5 donde cero es nada necesario y 5 son medidas que consideran fundamentales, la encuesta refleja que la más demandada es la reducción de cotizaciones sociales, le sigue la propuesta de una tarifa plana hasta el 31 de diciembre, que ha obtenido una valoración de 4,75 sobre 5. Seguida de la reducción de impuestos y cotizaciones, que ha sido valorado con un 4,66. La ampliación de las líneas de crédito es la medida que menos necesaria consideran los autónomos, aunque con una valoración del 3,85 sobre 5. Morosidad, un obstáculo La morosidad ha contribuido a que muchos negocios haya tenido que cerrar. Ahora se convierte en un problema añadido, El barómetro de ATA refleja que cuatro de cada diez autónomos – el 40,5% - afirma padecería frente al 54,4% que señala no verse afectado por la morosidad pública y privada dentro de esta crisis. Así, nueve de cada diez autónomos afirma que su facturación disminuirá en 2020 y de ellos, el 72,5% cifra dicha disminución en más de un 40%.

Continuar leyendo...
 
Arriba Pie