ABC Las emisiones de pagarés avalados por el ICO empezarán en junio

Staff

Soporte administrativo
Staff
Moderador
Noderador
Noder
14 Dic 2018
4.595
665
nadia-ministra-economia-kGy--620x349@abc.jpg
El Tesoro público, el Ministerio de Asuntos Económicos y Bolsas y Mercados Españoles (BME) continúan trabajando en la puesta a punto de la maquinaria de la línea de garantías públicas con la que buscan reactivar el mercado de deuda corporativa a corto plazo para que las empresas puedan obtener liquidez también por esta vía. El Instituto de Crédito Oficial (ICO), como aprobó el Gobierno a principios de este mes, avalará hasta el 70% de las emisiones de pagarés en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF). Según ha podido saber ABC, esta semana se cerrará el diseño del contrato marco bajo el que se harán esas emisiones, de forma que se prevé que las primeras tengan lugar en torno a mediados del próximo mes de junio. Junto con los 100.000 millones de euros en avales del ICO para créditos a grandes empresas, pymes y autónomos, el Ejecutivo ha aprobado 4.000 millones adicionales en garantías a los pagarés emitidos en el MARF por compañías son sede en España. La medida se anunció ya el pasado 21 de abril, pero sus detalles no fueron aprobados en Consejo de Ministros hasta el 5 de mayo. Esa letra pequeña daba al ICO, al Tesoro público y a BME un plazo máximo de 20 días para poner en marcha de forma efectiva esa línea de avales. Esta semana, cuando se cumple ese plazo, se presentará el contrato marco que deberán suscribir el ICO y BME como gestores de esas garantías con cada una de las empresas beneficiarias y las entidades financieras colocadoras de los pagarés. Las compañías que pueden solicitar ese aval para emitir pagarés son aquellas con sede en nuestro país, que a 17 de marzo de 2020 no estuviesen en situación concursal y que tuviesen aprobado y registrado en el MARF un programa de emisión de pagarés antes del 21 de abril, cuando se dio a conocer la medida. Ahora bien, los actuales folletos de emisión de esos programas de pagarés ya registrados no servirán, al no recoger la posibilidad de que esos títulos sean avalados por el Estado ni las nuevas condiciones bajo las que se emitiría esa deuda corporativa, según explican fuentes conocedoras del proceso. Por tanto, aquellas compañías que finalmente vayan a emitir con ese blindaje público deberán revisar esos folletos y adaptarlos a esta nueva circunstancia. «Los programas registrados en el MARF deberán recoger los avales que sean concedidos dentro de esta línea tras la firma del correspondiente contrato de aval», se añade en las condiciones publicadas el pasado 9 de mayo en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Eso requerirá su modificación previa, de forma que entre este trámite y otros se prevé que las primeras colocaciones de pagarés se produzcan en torno a mediados del próximo mes de junio. Después, las empresas tendrán de plazo hasta el 30 de septiembre de este año para emitir esos pagarés avalados, aunque el Gobierno ha dejado la puerta abierta a ampliar ese plazo si así lo aprueba el Consejo de Ministros. El Estado, a través del ICO, avalará hasta el 70% del importe del programa de pagarés con un vencimiento de hasta dos años de cada empresa, por un máximo conjunto de 4.000 millones de euros, lo que permitirá movilizar algo más de 5.700 millones de euros en títulos de este tipo. Ese dinerodeberá destinarse a cubrir necesidades de liquidez, como abonar facturas y nóminas, y nunca a pagar dividendos. Actualmente, en el MARF hay registrados un total de 48 programas de pagarés de otras tantas compañías por un saldo máximo de 6.585 millones de euros. Ahora bien, unos pocos no podrán acogerse a la línea de avales del ICO. De esa cantidad, las empresas ya han emitido previamente unos 2.500 millones, de forma que los 4.000 millones en avales serían más que suficientes para cubrir la colocación de la cuantía restante por las empresas. Opción para más inversores La dirección de BME confía en que el MARF, que se creó en 2013, a raíz de la pasada crisis financiera, para dar una alternativa accesible de financiación a las empresas del país, juegue ahora un papel fundamental en la inyección de liquidez a las compañías. En este sentido, el hecho de que el Estado avale una buena parte de las emisiones de pagarés hará inversores institucionales que no podrían adquirir pagarés de esas empresas por no contar con el «rating» suficiente, ahora lo hagan porque esas colocaciones se beneficiarán de la calificación crediticia superior del Reino de España. Entre los potenciales beneficiaros de este blindaje del ICO están compañías como El Corte Inglés, que tiene registrado programa de pagarés por un saldo máximo de 1.200 millones de euros y del que por ahora ha colocado 352 millones en un total de diez emisiones, según consta en los registros del MARF. Es decir, el grupo de grandes almacenes podría solicitar al ICO que le avale hasta 593 millones de euros de futuras emisiones de pagarés. Otros programa destacados son los de Sacyr y Gestamo, por 350 millones de euros cada uno; los de Europac y Elecnor (300 millones), los de Masmóvil y Mango (200), los de Vidrala y Tubacex por 150 millones de euros y los de Pryconsa, Maxam y Hotusas por 100 millones.

Continuar leyendo...
 
Arriba Pie