ABC El Gobierno emitirá casi 300.000 millones de deuda este año y pedirá 15.000 millones a Europa

Staff

Soporte administrativo
Staff
Moderador
Noderador
Noder
14 Dic 2018
4.591
662
calvino-kPm--620x349@abc.jpg
Las necesidades crecientes de las arcas públicas ante el monumental incremento de los gastos en desempleo derivados de la crisis del coronavirus desemboca en que la deuda pública aumentará como no hay precedentes en la historia reciente. El Tesoro ha revisado su estrategia de financiación y en lugar de estimar que emitirá 32.500 millones netos –es decir, descontando las renovaciones de deuda vencida– y 197.000 millones de emisiones brutas, se colocarán 130.500 millones de emisiones netas y 297.000 millones respectivamente: casi 300.000 millones. Esto supone el mayor aumento en un año en el último siglo, ya que en 2009, en lo peor de la crisis financiera, el incremento fue de 110.000 millones. El Gobierno espera que el pasivo público crezca del 95,5% del PIB al 115,5% este año, su mayor nivel desde 1902. Fuentes del Tesoro señalan que de estos 130.500 millones, Economía cuenta con pedir unos 15.000 al fondo europeo de desempleo (SURE, por sus siglas en inglés), deuda común que emitirá la Comisión Europea y prestará a los países miembros sin condiciones para cubrir sus necesidades de gasto en esquemas como los ERTE o el pago de prestaciones por desempleo destinados a evitar la destrucción de trabajo. Precisamente, este es el grueso del aumento del gasto que está enfrentando el Ejecutivo, con un desembolso de 18.000 millones al mes. La cantidad prevista que se va a pedir al SURE no alcanza ni las necesidades de 30 días, pero el Gobierno quiere acudir a este instrumento, al que ve como un embrión de un futuro seguro común de desempleo europeo. Por el momento Economía descarta acudir al fondo de rescate, el Mecanismo de Estabilidad (MEDE), por razones políticas, aunque este instrumento parece que no tendrá condicionalidad más allá de que los préstamos se destinen a gasto sanitario derivado de la pandemia. Como fuere, Economía está recabando de Hacienda cuáles son las necesidades exactas de cada organismo del Estado, para afinar unas previsiones de emisión que consideran «conservadoras». De esta forma, estos 130.500 millones son las necesidades totales del sector público, por lo que si se consiguen 15.000 millones de Europa, las emisiones serían de 115.500 millones. Todo está abierto, ya que hay instrumentos por limar como el Fondo de Reconstrucción –o el propio SURE, cuyos detalles y montante a pedir aún no está cerrado–, que puede contener transferencias directas, tal y como han acordado Alemania y Francia. ¿Contarían estas transferencias como deuda? Fuentes de Economía señalan que no, que computarían como ingresos, aunque recuerdan que habrá que ver cuál es la condicionalidad asociada a este mecanismo y si es interesante para nuestro país acogerse a él. Por ejemplo, si hubiera 10.000 millones de transferencias, entonces el Tesoro se endeudaría en 120.500 millones. Ya se ha emitido un 55% Por si acaso, el Tesoro ha acelerado ya las emisiones en la primera parte del año, desde marzo, y ya cuenta con un 55% de lo previsto emitido a mayo –el año pasado, por ejemplo, tenía un 53%–. Por el momento, gracias a la intervención masiva del BCE, el coste de la deuda no se ha disparado, sino que sigue bajando por la sustitución de deuda a interés alto que se emitió en lo peor de la crisis de 2008 a 2012, que al renovarse, se abarata. Un efecto que también se ha logrado alargando la vida media de la deuda: al emitir a más tiempo, los intereses se reducen. Sin ir más lejos, esta mañana el Tesoro ha emitido un bono a 50 años elegible para el BCE en 16 años a un interés del 1,7%. Coste medio del 2% Precisamente, las compras masivas del BCE suponen un balón de oxígeno para el Tesoro, que observa cómo el coste de emisión ahora mismo está en el 0,3%, algo superior al 0,2% del año pasado pero en márgenes razonables. El coste total de la deuda es del 2,02%, frente al 2,2% del año pasado y en Economía esperan que baje del 2% en breve por este efecto sustitución. «Mucho tienen que subir los intereses para que suba esa carga financiera», abundan fuentes del Tesoro. En cuanto al préstamo del Estado a la Seguridad Social, fuentes de Economía señalan que incrementará «de manera muy considerable» los 13.500 millones previstos en los presupuestos prorrogados, pero aún no tienen cerrada la cifra, ya que una parte se financiará vía transferencias de la Administración Central al sistema.

Continuar leyendo...
 
Arriba Pie