TEKNAUTAS Inventan un dispositivo que atrapa los microplásticos de los neumáticos

Staff

Soporte administrativo
Staff
Moderador
Noderador
Noder
14 Dic 2018
4.384
425
Un grupo de estudiantes británicos acaba de desarrollar un dispositivo que atrapa los microplásticos que generan los neumáticos de los coches al circular, lo que hace que la contaminación de los mismos se reduzca notablemente y esas partículas puedan reutilizarse para fabricar nuevos neumáticos.
Se piensa que la contaminación de los coches de combustión proviene únicamente de los gases que salen de sus tubos de escape, pero es menos conocido que los neumáticos de los automóviles también contribuyen enormemente a la contaminación a causa de los microplásticos que expulsan mientras circulan.


Microplásticos, ¿el nuevo gran peligro para nuestra salud?

El Confidencial
Los expertos coinciden en que todavía se desconocen concretamente los efectos hacia nuestra salud, aunque abogan por usar menos plásticos


Los microplásticos son un contaminante más. Se trata de fragmentos de plástico de menos de 5 milímetros de diámetro y que provienen, por ejemplo, de plásticos de mayor tamaño, como bolsas, botellas o redes de pesca, cuando se descomponen; de los citados neumáticos y de la ropa sintética al ser lavada. Debido a que no son biodegradables, sino que solo se desintegran en partes más pequeñas, los microplásticos terminan siendo absorbidos o ingeridos por muchos organismos, como el ser humano, alojándose en sus cuerpos y tejidos. Aunque aún se desconoce a ciencia cierta el efecto en la salud humana, estos microplásticos suelen contener aditivos y otras sustancias químicas tóxicas, que pueden ser perjudiciales para las personas.

Las partículas se reutilizan

Teniendo en cuenta esto, un equipo de estudiantes británicos de artes y ciencias, conocido como The Tyre Collective, con la ayuda del profesor Robert Shorten, del Imperial College de Londres, han desarrollaron un prototipo de dispositivo que se coloca junto al neumático de un coche, cerca de donde toca la carretera. Cuando el neumático rueda, las partículas de goma cargadas salen volando y se recogen electrostáticamente dentro de la unidad de almacenamiento del dispositivo. A su vez, esa unidad se retira y se vacía periódicamente, para que los fragmentos puedan ser reciclados.

Según The Tyre Collective, las partículas podrían ser utilizadas posteriormente en la producción de nuevos neumáticos, impresoras 3D, materiales de insonorización, tintas y tintes. El prototipo ya ha sido probado con éxito en un laboratorio, imitando el tipo de fricción que sufre los neumáticos en la carretera. Hanson Cheng, uno de los miembros del equipo, señala a New Atlas que esperan comercializar la tecnología lo antes posible.

b


Continuar leyendo...
 
Arriba Pie