ABC La cuarentena a los turistas extranjeros pone en jaque la reactivación del turismo

Staff

Soporte administrativo
Staff
Moderador
Noderador
Noder
14 Dic 2018
4.578
651
evolucion-pasajeros-aereo-620x349.jpg
Tras meses de parón, el sector turístico ya conoce por fin cuando podrá retomar su actividad. El presidente del Gobierno confirmó el sábado los mensajes que había lanzado la semana pasada la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, y confirmó que los viajes nacionales se reactivarán desde finales de junio y la llegada de visitantes extranjeros se reactivará a principios de julio. La publicación definitiva de este calendario ha supuesto un alivio para el sector, que había destacado en las últimas horas la necesidad de poner fecha a la reanudación del turismo para salvar al menos una parte de la temporada veraniega. Algunas de las organizaciones del sector, como la Mesa del Turismo, habían propuesto que se reactivasen los viajes internacionales el 15 de junio, fecha elegida por la Unión Europea para suprimir las restricciones a los vuelos transatlánticos. El Gobierno, no obstante, ha preferido trazar su propio calendario y demorar la reactivación del sector hasta el mes de julio. Pese a ello, el sector considera positivo tener ya unos plazos en el horizonte. La Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) considera que el establecimiento de un calendario para la reactivación del turismo evitará 20.000 millones de euros de pérdidas. La patronal, no obstante, ha pedido al Gobierno que determine fechas concretas. El turismo quiere salvar cierto nivel de reservas, pero es consciente de que el mercado nacional se recuperará mucho antes que el internacional. Sobre todo porque este último negocio cuenta por el momento con un importante obstáculo:la cuarentena de 14 días que ha decretado el Gobierno para los viajeros internacionales que lleguen a España en avión, que aporta el 80% del turismo extranjero. El Ejecutivo ha asegurado que esta medida es «transitoria» y que se levantará cuando decaiga el estado de alarma. En principio, esto se producirá el 7 de junio, pero no es descartable que el Gobierno intente alargar esta situación hasta finales de ese mes. El propio Pedro Sánchez advirtió el sábado que estudia solicitar la sexta prórroga del estado de alarma, «el único instrumento» para restringir la movilidad de los ciudadanos, según el presidente del Gobierno. Las dudas sobre la duración de esta cuarentena tienen en vilo al sector turístico. En el sector aéreo aseguran que la obligación de confinar a los turistas, que fue notificada por sorpresa por el Ejecutivo el pasado 13 de mayo, ya se está dejando notar, porque está «desincentivando» las reservas. Ryanair ha sido especialmente crítica con esta medida, que también ha sido implantada en Reino Unido. El consejero delegado de la compañía de bajo coste, la más utilizada en España, Michael O’Leary, ha asegurado que esta medida «no tiene base científica» y es «imposible de realizar». El establecimiento de esta cuarentena, apuntan desde el sector, puede provocar una fuga de turistas de España a otros destinos alternativos, como Portugal y Grecia. Desde el sector de las agencias de viajes consideran «una buena noticia» el establecimiento de un calendario para los viajes internacionales, pero avisan que la reapertura del turismo será «gradual». «La recuperación va a ser muy lenta y está condicionada por las restricciones de los gobiernos. El 70% de la actividad de nuestra red procede de los viajes internacionales, por lo que es fundamental la apertura de las fronteras y el fin las restricciones», explica a ABC el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Carlos Garrido. Pero no solo el turismo ha cuestionado la idoneidad de esta medida. La Comisión Europea ha rechazado la imposición de cuarentenas para los viajeros internacionales, asegurando que esta medida «no sería necesaria». En esta misma línea, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) publicaron la semana pasada un protocolo para reanudar la actividad de los vuelos internacionales en la que dictaminan que solo tendrían que pasar una cuarentena de este tipo los pasajeros que hayan tenido fiebre o síntomas de coronavirus. En España, gobiernos autonómicos como el de Andalucía y Baleares han reclamado al Ejecutivo que suprima esta medida o, al menos, impulse corredores sanitarios con otras ciudades europeas. Viajes seguros El sector destaca que esta medida permitiría evitar la cuarentena de 14 días para los turistas que procedan de determinadas ciudades europeas y se dirijan a territorios puramente turísticos en los que la pandemia está más controlada, como Palma de Mallorca. Bruselas ya ha dado luz verde a este tipo de conexiones, y países como Reino Unido y Alemania están ya en conversaciones con otros países para instaurarlos. En España, sin embargo, no se conocen negociaciones en este sentido con otros países, aunque sí se plantea instaurar corredores entre provincias. Desde el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo admiten que ven «con buenos ojos» esta medida, pero piden cautela y recuerdan que es un grupo interministerial el que está tomando este tipo de decisiones. Desde Portugal deslizan que ya están negociando con España este tipo de iniciativas. Francia y Reino Unido reaccionan a las restricciones La decisión unilateral de España de imponer cuarentenas a los turistas ha tenido repercusiones en el resto de Europa. Francia respondió rápidamente asegurando que los españoles que lleguen al país galo también se tendrán que someter a una cuarentena, una medida que según el presidente del país, Emmanuel Macron, será flexibilizada. Además, Reino Unido y Alemania han dejado fuera a España de sus negociaciones para fijar corredores seguros.

Continuar leyendo...
 
Arriba Pie