ABC Los sectores que tirarán del carro del empleo en el barrizal de la crisis

Staff

Soporte administrativo
Miembro
Burgués de Nodo
Staff
Moderador
Noderador
Noder
14 Dic 2018
4.839
1.458
empleos_coronavirus-ksND--620x349@abc.jpg
Nada compensará en los próximos meses la pérdida de miles de puestos de trabajo en un mercado laboral que está estallando en pedazos por la crisis del Covid-19. Sin embargo, hay sectores que no han tenido un respiro durante las semanas de confinamiento, incluso que han aumentado sus plantillas para satisfacer necesidades y dar servicio al resto de la población. Ahora, las previsiones apuntan también a determinados sectores que podrán servir de acicate para reactivar de nuevo el empleo, o por lo menos para ofrecer una segunda oportunidad o un pequeño alivio a miles de trabajadores que ya engrosan y engrosarán las listas del paro. La industria digital y de las nuevas tecnologías, el universo del ecommerce, el mundo de la distribución y la logística, la actividad agroalimentaria, la construcción y todo el ámbito sociosanitario y farmacéutico serán, previsiblemente, los que más empleo generen a medida que avance el proceso de desescalada. Esta es una de las principales conclusiones a las que llega una reciente investigación (de apenas hace una semana) realizada por el Grupo Adecco («Análisis del mercado laboral tras el Covid-19»). A la par, la consultora ha detectado la necesidad de nuevos profesionales relacionados con prevención de riesgos laborales para la desescalada en los centros de trabajo. Otros consultores y analistas también apuntan en esa dirección. «Va a hacer falta mucha gente para reordenar todo el mundo laboral», comenta Alfonso Osorio, presidente de BDO España. El Covid-19 ha puesto en valor determinados perfiles profesionales y ha generado nuevos hábitos en la población, lo que dará lugar a nuevos nichos de empleo. Por ejemplo, la tecnología y el mundo digital se han convertido en una necesidad para la mayor parte de los ciudadanos, que han perdido el miedo a las TIC durante el confinamiento y las han utilizado de forma intensa y masiva. «Han resultado imprescindibles y se han introducido en la vida personal de cada uno de nosotros. Gracias a la tecnología hemos teletrabajado; nos hemos reunido con los compañeros de la empresa, con la familia y los amigos; nuestros hijos han seguido estudiando… Estamos utilizando Zoom, Jitsi Meet, hacemos webinar... Ahora son herramientas normales y habituales. Es como si hubiéramos tenido un seminario de TIC de forma acelerada», cuenta Pedro Mier, presidente de Ametic, la patronal de la industria tecnológica y digital. Este sector se ha visto fuertemente impulsado además por la extensión del teletrabajo y el auge del ecommerce. Y todo apunta a que tendrá un papel fundamental en la nueva «normalidad», por ejemplo con el análisis de datos se pueden prevenir aglomeraciones, la automatización y robotización de determinadas tareas evitará los contactos directos y, por tanto, los contagios... Por tanto, a partir de ahora, esta industria, que ya crecía cada año antes del Covid-19 (en 2018 daba empleo a 532.822 trabajadores, un 7,3% más que en el año anterior, según Ametic), requerirá de mayor número de profesionales para dar respuesta a tanta demanda. «El sector tecnológico va a absorber mucha mano de obra», asegura Daniel Martínez, director sectorial de Adecco. Desde técnicos de soporte, técnicos de redes, programadores y desarrolladores de software, hasta especialistas en cloud, expertos en ciberseguridad, análisis de datos, inteligencia artificial, robótica, internet de las cosas… Y aquí esta la paradoja: se trata de un sector que ya sufría un gran déficit, precisamente, de ese talento. «El drama es generar este tipo de perfiles. Los informáticos e ingenieros tienen un periodo de maduración de 4 o 5 años. Y en los últimos años han ido disminuyendo las matriculaciones en este tipo de carreras. Ahora los necesitamos. Esta situación va a tensionar más el déficit de talento en estos perfiles», considera Valentín Bote, director de Randstad Research. La industria tecnológica y digital generará más de medio millón de empleos y las predicciones apuntan que se necesitarán más. Pero sufre un gran déficit de talento El auge del ecommerce en el confinamiento (los españoles ya hemos vencido las barreras psicológicas para comprar online) ha dado impulso no solo al mundo digital y tecnológico, sino también a todo un sector sin el que no sería posible la venta online: la distribución y logística, que también ha hecho un gran esfuerzo para dar servicio a los supermercados tradicionales. «Son sectores esenciales por el cambio de hábitos del consumidor. De ahí, que mucho personal de la hostelería y del turismo se esté reorientando a la distribución y logística como operario de almacén, personal de reparto, reponedores, operarios de fábrica, atención al cliente y a colectividades...», indica Martínez. A la vez, el propio mercado del ecommerce necesita expertos en marketing digital, en posicionamiento, en páginas web... El auge de las compras online durante el confinamiento ha impulsado el sector logístico y de distribución, que ya son esenciales Los expertos creen que en la recuperación de la industria también pueden darse oportunidades de empleo. Valentín Bote apunta una percepción: «Esta crisis ha traido un replanteamiento para muchos sectores, sobre todo industriales, respecto a cuál será a partir de ahora su canal de suministro. Mucha industria se había acostumbrado a que el proveedor de sus componentes fuera China y en el inicio de la crisis no recibían componentes y vieron frenada su actividad. Esto puede generar una dualidad: un proveedor de China y uno local, lo que desarrollaría muchas oportunidades en la industria nacional». El sector sociosanitario también dará un gran tirón al empleo. Ya lo está haciendo con la contratación en los últimos dos meses de más médicos, enfermeros, personal sanitario especializado... No obstante, aparecen nuevas figuras. «En esta etapa inmediata de transición del desconfinamiento, serán necesarios profesionales que organicen la vuelta al trabajo en las diferentes empresas. El servicio de prevención tiene una importancia crucial en estos momentos», indica Alfonso Osorio. De hecho, el informe de Adecco ha detectado la creciente demanda de este tipo de perfiles: controladores de temperaturas en los accesos a recintos o edificios; sanitarios o perfiles preventivos en las empresas para diseñar nuevos protocolos de seguridad, adaptados a las nuevas medidas y protocolos de higiene; perfiles para el sector textil como desinfectadores de ropa o de espacios. La clave va a ser reinventarse y reciclarse. Es buen momento para seguir formándose y adquiriendo otras habilidades, como propone Valentín Bote: «Existen muchos perfiles profesionales que requiere un nivel de formación y recualificación no demasiado extenso y que tienen demanda. Y una manera de alcanzar esa cualificación es a través de los certificados de profesionalidad. Hay cientos, sobre todo en perfiles industriales, muy especializados que mejoran la empleabilidad». La construcción, un motor de impulso al empleo El turismo, la restauración y el comercio son los sectores que más empleo generan. Ahora parados, se prevé un trasvase de muchos de esos trabajadores a la construcción. El sector inmobiliario residencial cuenta con 1,3 millones de trabajadores hoy día (en 2007 eran 2,5). «En los próximos cuatro años podríamos recuperar entre 700.000 y un millón de puestos de trabajo», asegura Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Asprima, la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid. Para ello es necesario construir entre 150.000 y 200.00 viviendas nuevas. «Este año tenemos unas 150.000 viviendas y el 95% están vendidas. Existe una gran demanda de vivienda entre los jóvenes de 24 a 35 años pero no pueden adquirir una casa porque no tienen capacidad de ahorro. Es necesario que el Gobierno apruebe medidas para ello. Por ejemplo, si el banco da el 75% del crédito, el gobierno podría conceder un aval por el 20%. Con ese aval el banco puede ampliar la hipoteca hasta el 95% y por tanto el joven solo tiene que dar el 5%», explica Gómez-Pintado. También generará nuevos empleos el cumplimiento del compromiso de descarbonización de la UE, «que hará que rehabilitemos 1,3 millones viviendas para que tengan un consumo casi nulo en 2030», sostiene.

Continuar leyendo...